miércoles, 14 de marzo de 2012

Capítulo doce.

[Narra Zayn]
Y entonces, sin poder evitarlo, los labios se me curvan en una sonrisa cuando la veo... Está guapísima. Lleva el pelo oscuro recogido con una diadema, y la melena le cae por detrás de los hombros hasta la mitad de la espalda, dejando libre su rostro. Viste unos sencillos vaqueros cortos que le resaltan sus largas piernas, y una camiseta corta con un estampado de flores que le sienta de muerte... Vale, Zayn, quieto. Va a pensar que estás obsesionado.
-¡Eh! No me mires así, que me vas a desgastar- dice Ana poniéndose roja y tocándose el pelo, nerviosa. Al parecer se ha dado cuenta de que la estaba mirando con mucho detenimiento. Decido distraerla con una broma, me tapo los ojos con una mano y avanzo a tientas hacia ella.
-Vale, no te miro. ¿Así mejor?- digo señalándome mis ojos tapados con la otra mano mientras oigo sus dulces carcajadas. Luego noto cómo se levanta para ponerse a mi altura.
-Tampoco hace falta llegar a ese extremo, ¿No?- susurra ella apartando mi mano con delicadeza. Está enfrente mío, a unos escasos centímetros. Puedo oler su agradable aroma y ver de cerca sus increíbles ojos. Nos quedamos así unos instantes, hasta que ella se ruboriza y agacha la cabeza. Se forma un silencio incómodo entre nosotros, que la voz de Alice se encarga de interrumpir.
-Y ya casi lo tenemos todo listo. En un par de semanas como mucho nos mudamos.- al parecer los demás han estado hablando del nuevo piso de las chicas. No me he enterado de mucho, tan solo que está en el centro, probablemente cerca del apartamento de Harry y Louis.
-Ya podríais hacer una fiesta de inauguración o algo así...- dice Claudia lanzando a sus amigas una mirada significativa. Por el rabillo del ojo veo cómo María se encoge entre los brazos de Harry. Según tengo entendido ella no cursará aquí la universidad... Debe sentirse incómoda cada vez que sale el tema de la nueva vivienda de Ana, Alice y Anita.
-Sí anda, para que la destroces recién alquilada- le responde Ana riendo. Parece que ya ha olvidado la extraña situación que ha ocurrido antes entre nosotros. Y debo reconocer que me sorprende, pensaba que ella sentía lo mismo que yo... ¿O solo está actuando?
-Eh, ¡ni que fuera la borracha de las fiestas!- exclama Claudia entre risas, interrumpiendo mis pensamientos. Esta intervención nos lleva a discutir sobre los diversos numeritos que hemos montado la mayoría de nosotros por pasarse con el alcohol. Liam es el que más tiene que contar, ya que él siempre está cuerdo cuando alguno de nosotros ya ha perdido el control y nos ha visto hacer muchas locuras, aunque ésto no ocurre muy a menudo. Nate también nos cuenta alguna de las que ha visto hacer a Claudia, y ella no tiene nada con lo que responderle, al parecer él tampoco acostumbra a beber.
-Sin embargo me sé de unas que en la fiesta de fin de curso...- así la bailarina procede a relatarnos las insensateces que hicieron las cinco chicas dicho día. Todos reímos y escuchamos con atención las diversas versiones de la historia, cada una tiene la suya propia. Lugo los chicos y yo les comentamos que vamos a dar un concierto en Hide Park el sábado, y ellas nos aseguran entusiasmadas que no faltarán.
Poco a poco las conversaciones se van dividiendo.
Veo a Harry y María reír de algo, cada vez se les ve más a gusto juntos. Nate y Lottie también se han separado del grupo y examinan la cámara de fotos de ella, probablemente viendo imágenes que les traen bonitos recuerdos. Louis los vigila con disimulo, su hermana pequeña cada vez pasa más tiempo con Nate y mi amigo solo quiere asegurarse de que estará bien. Él, por su parte, a la par que les echa un ojo, habla con Claudia y su hermano, Pablo. Éste ha salido de casa al escuchar el barullo y al parecer ha decidido quedarse después de saludar a todo el mundo. Liam y Anita también están a lo suyo, igual que Niall y Alice, que no han parado de reír. Y yo... Bueno, a mi me toca la mejor parte: Ana.

[Narra Liam]
-Vale, para, ¡me duele la tripa de tanto reír!- exclama Anita. Se sujeta el abdomen con las manos mientras suelta esas carcajadas que tanto me gusta oír. Es tan alegre... Siempre que estoy con ella me siento mucho más feliz, y esta tarde no va a ser una excepción.
-Pero si no he dicho nada, ¡ni siquiera me acuerdo de por qué nos reímos!- respondo riendo también. Es cierto, no sé cómo hemos llegado a éste punto. En un principio participábamos todos en una conversación común, compartiendo las diversas anécdotas que hemos vivido unos con otros. Más tarde las hemos invitado a venir al concierto del sábado y han aceptado encantadas. Incluso hemos acordado que las chicas vengan a vernos ensayar, a pesar de que Niall se oponía. Le conozco bien y sé de sobra que lo dice porque teniendo a Alice delante no se concentrará. Lo mismo temo yo que ocurra con Anita, cada vez que estoy con ella siento cómo me alejo del mundo real para adentrarme en uno propio, en uno donde solo cabemos nosotros dos.
Antes me preocupaban estos pensamientos. Me decía: "Liam, acabas de cortar con Jessie, ¿Y ya te estás enamorando?". Pero en gran parte fue gracias a Anita si me recuperé tan pronto de la ruptura. Jessie se había ido con otro... Me había hecho mucho daño, pero al estar con mi nueva amiga sentía cómo todos los malos pensamientos desaparecían. Con ella me siento muy a gusto, puedo ser yo mismo con total confianza. Y juraría que ella siente lo mismo que yo... Pero no quiero aventurar nada.
-¿Así que biología?- le pregunto cuando cesan nuestras fuertes carcajadas. Ella me mira confusa debido al brusco cambio de tema que ha sufrido nuestra conversación -Lo comentaste el segundo día que nos vimos- aclaro sin pensar. Luego me arrepiento, no vaya a pensar que llevo la cuenta de los días que nos henos visto, aunque es exactamente lo que hago.
-Ah, es verdad- me dedica una sonrisa -. Sí, siempre me ha atraído mucho la biología. Y en Londres tenían muy buenas ofertas en cuanto a universidades, así que no me lo pensé dos veces- la observo arrancar un poco de hierba mientras la escucho con atención.
-Siempre se me dio bien la biología- comento. Ella me sonríe para después lanzarme el puñado de briznas verdes encima, riendo. Otra cosa que adoro de Anita: siempre ríe en los momentos adecuados. Es imposible estar triste estando ella cerca, y cada día que pasa me apetece más estar en compañía suya. Y no puedo evitar desear que ella sienta lo mismo...

[Narra Claudia]
Vale, esto es alucinante. Ojalá tuviera un sitio así para dar clase. Ya estamos a martes, y nos encontramos sobre un escenario inmenso que tiene todo tipo de elementos preparados para dar un buen espectáculo de luz y sonido. Sobre nosotros hay varios soportes preparados para alzar al cantante en un concierto, y bajo mis pies puedo ver varias trampillas por las que deduzco que saldrá el humo típico de estas actuaciones. A mi espalda tengo una sala en la que se guardan todos los instrumentos necesarios, y frente a mí veo decenas de filas de butacas rojas preparadas para alojar a cientos de espectadores. Desde aquí debe ser imposible actuar frente a tanta gente... No puedo evitar pensar en la competición de baile. El lugar donde tendré que hacer mi actuación será igual o más grande que éste. Estupendo.
Decido pensar en otra cosa.
-Vaya... ¿Y ensayáis aquí siempre?- pregunto observando todo.
-Por lo general sí- responde Harry saliendo de la sala de los instrumentos. Le entrega una guitarra que ha cogido de allí a Niall y nos indica a las chicas que bajemos a las butacas, no sin antes darle a María un ligero beso en los labios.
Nos acomodamos y empiezan a ensayar. El sábado solo cantarán dos o tres canciones, pero han decidido ensayarlas todas, nunca se sabe lo que pedirá el público.
Empiezan con "What Makes You Beautiful", y no puedo evitar fijarme en que no saben cómo colocarse ni qué hacer mientras cantan. A medida que avanza la canción, se me van ocurriendo pasos y movimientos que podrían quedar bien en esa frase, en esa nota, en ese solo. Al fin y al cabo soy profesora de baile, en eso consiste mi trabajo. Han terminado la canción, y Liam sacude la cabeza mientras mira a los demás con el ceño fruncido. Al parecer él también se ha dado cuenta de que les hace falta una coreografía.
-Chicos, estamos perdidos sin Phil.
-¿Quién es Phil?- pregunta Anita, tan curiosa como siempre.
-Era nuestro coreógrafo, pero se ha tomado unos meses libres por paternidad- explica Zayn. Me he fijado en que no le ha quitado la vista a Ana de encima en todo el rato.
-Bueno, chicos, puede que hoy sea nuestro día de suerte- dice Louis con misterio mientras me mira directamente- no por nada tenemos aquí a una bailarina, ¿No?- me sonríe y tiende una mano hacia mí, invitándome a subir al escenario. Lo hago encantada, y en seguida, con sus voces y mi imaginación, creamos un auténtico espectáculo. Les indico dónde tiene que situarse en cada parte de la canción, cambiando de opinión varias veces a medida que se me ocurren nuevas ideas. Les enseño movimientos fáciles para hacer en determinados momentos del estribillo, no puedo crear un baile complejo puesto que ellos tienen que prestar más atención a cantar. Cuando ya está todo preparado, cantan la canción una vez más con los pasos que les he indicado, y aunque quede mal que yo lo reconozca, ha quedado muy, muy bien. Las chicas me dan la razón y aplauden hasta quedar exhaustas, los chicos van a arrasar el sábado y la fundación les estará muy agradecida.
-Wow, Claudia, sí que se te da bien ésto. No me extraña que seas profesora de baile. ¿Nunca has pensado en presentarte a algún concurso? ¡Estoy seguro de que tendrías muchas posibilidades de ganar!- exclama Harry, haciendo que me ruborice.
-Es cierto. ¿No había una competición prevista para finales de verano? Ya deben de haber cerrado las plazas, pero habría sido una buena oportunidad- comenta Zayn. Pero, ¿Cómo se han enterado ellos de que existía tal competición? ¿Se lo habrá dicho Simon? Seguramente... Él es uno de los principales organizadores del evento, y por eso decidí no contarles nada a los chicos sobre ello ya que si salía a la luz los demás participantes podrían pensar que tenía enchufe... Y quería que todo saliera bien.
-Eh... ¿Competición? ¿Qué competición? Pues yo no había oído nada, soy tan despistada... De todas formas ya será tarde, es una verdadera lástima.- digo rápidamente y con voz temblorosa. Ay, Claudia, con lo bien que mientes tú en otras ocasiones... Los chicos no han notado nada y yo suspiro aliviada, hasta que veo la mirada de Louis puesta en mí. Me observa fijamente, con el caño fruncido, intentando ver qué le oculto. Las chicas se han encargado de distraer a los demás, ellas lo saben todo. Pero a Louis no le puedo engañar, me conoce demasiado bien. ¿Cómo hemos llegado a éste punto de confianza en tan solo un mes? Y a mis amigas parece ocurrirles lo mismo. Giro la cabeza, en parte para observarlas y en parte para apartar la mirada de Louis. Lo primero que veo es a Niall sentado sobre el respaldo de una de las butacas, con Alice a su lado. El rubio ha bajado del escenario para charlar con ella, mientras los demás hablan también por su cuenta. Alice ha cogido la guitarra del cantante y le pide que le enseñe a tocarla. Niall se coloca detrás de mi amiga y la rodea con los brazos, poniendo el instrumento a su altura. Veo cómo las blancas mejillas del cantante se colorean ligeramente al sentir el contacto de Alice, pero no se aparta en ningún momento. Él coloca sus manos sobre las de ella y la va guiando mientras juntos tocan una agradable melodía que reconozco como la canción de One Thing.
Llegados a este punto aparto la vista, no quiero ser indiscreta. Además se les ve muy bien juntos y prefiero dejarles intimidad.
Voy hacia el borde del escenario y me siento en él con los pies colgando en el vacío. Noto una presencia detrás de mí, y sé perfectamente quién es antes de que se siente a mi lado.
-Así que no sabías nada sobre la competición- me dice una voz amistosa.
-Ya sabes, Louis, vivo en mi mundo... Es una pena que no me enterara a tiempo- respondo poniéndome un mechón de pelo rebelde tras la oreja. No va a ser fácil...
-Ya...- Louis desvía la vista hacia el frente, mirando al infinito. Aprieta la mandíbula, quiere decirme algo pero no encuentra las palabras. Supongo que quiere preguntarme si le oculto algo, pero sin mostrar desconfianza.
Vale, pensemos. Claudia, es Louis. Se lo puedes contar, entenderá que no lo hayas hecho antes... Además, si no fuera famoso ya se lo habrías contado hace mucho, y tú misma has decidido tratar a los chicos como si no aparecieran en portada de revista. Vamos, solo a él, no se lo dirá a nadie...
-Louis...- digo bajando la voz. Él se gira hacia mí de inmediato.
-¿Qué pasa? ¿Y por qué hablamos en voz baja?- río al escucharle, y entonces todas mis dudas desaparecen.
-Tengo que contarte algo. No, no me mires así, es algo bueno, creo. No, no estoy embarazada. ¿Quieres escucharme?- le regaño, parece un niño pequeño al que le van a contar un gran secreto y no puede esperar hasta saberlo.
-Vale, vale, yo no interrumpo más, ¡pero cuenta ya!- me zarandea por los hombros con impaciencia, provocándome nuevas carcajadas.
-Está bien, ya voy. Pero prométeme que no se lo vas a decir a nadie, Louis. A nadie.- él me mira entristecido, sé que no le gusta guardar secretos a sus amigos, pero finalmente accede.
-Sí que sabía lo de la competición.- empiezo. Hago una pausa para ver su reacción, pero él aún no sabe por donde voy y me anima a seguir -Lo sabía, y de hecho estoy apuntada.
Ahora sí que reacciona.
-¿¡QUÉ!?- exclama demasiado alto. Los demás se giran para mirarnos con curiosidad, pero enseguida vuelven a sus cosas -¿Vas a ir a Dancing Challenge?- me pregunta, ahora más calmado.
-Sí, Nate consiguió apuntarme. Louis, escucha, hay un motivo por el que no os lo he contado. Simon Cowell es uno de los principales organizadores, y también es vuestro productor musical. Me daba miedo que la gente se enterara y pensara que había entrado en la competición con enchufe, porque ya sabes que no puede presentarse cualquiera. Hay que tener experiencia y cierto nivel para participar.
-Tranquila, lo entiendo.- examino su expresión, parece que dice la verdad.
-¿No estás enfadado?- le pregunto algo temerosa de oír la respuesta.
-¿Cómo voy a estar enfadado? ¡Estoy muy emocionado! No sé mucho acerca de esa competición, pero por lo que he oído concursa gente muy experimentada. Eso te pone en un nivel muy significativo, Claudia. ¡Podías llegar muy alto!- veo cómo se le va iluminando la cara a medida que se imagina la situación, y no puedo evitar contagiarme de su alegría.
-¡Sí! Según los folletos que tengo en casa los ganadores no se llevan ningún premio material, como dinero o algo así, sino que optan a trabajar con los mejores expertos en el baile, ya sea protagonizando alguna película o espectáculo o dirigiendo coreografías para ello. Es mi sueño, Louis... Poder ver un espectáculo en la tele y decir "eso fue obra mía", ¿te imaginas?
-Suena bien, desde luego... Y creo que tienes muchas posibilidades, solo tienes que ensayar duro.- al oír esto adopto una expresión preocupada, por ahora no tengo nada preparado, ni siquiera he elegido una canción para mi actuación... Louis me tranquiliza, me mira con esos increíbles ojos azules y me dice que ya habrá tiempo y que él me ayudará en lo que sea necesario, aunque ambos sabemos que sus aportaciones serán escasas. Entonces Liam sube de nuevo al escenario donde Lou y yo nos encontrábamos y nos saca de nuestra apasionada conversación para avisarnos de que deben ensayar otra vez.
La tarde avanza sin ninguna sorpresa más, los chicos ensayan todas las canciones y yo les ayudo en unos cuantos pasos más, recibiendo miradas de Louis que me llevan a pensar que está orgulloso de mí. Aunque también veo algo más en esas miradas, algo que no logro descifrar...

-------------------------------
Y ahí os dejo el doce :) Ayer empecé a escribirlo con un dolor de cabeza horrible, así que perdonadme si lo veis un poco malo :(
Y en caso de que os guste, que espero que sí, me encantaría que me lo dijerais. Ya sabéis, por tuenti, por twitter (@Clau_C_A) o por aquí, lo que mejor os venga. Y si no os gusta también, yo solo quiero mejorar :)
Un besazo muy grande, ¡os quiero lectoras!

8 comentarios:

  1. ¿Encantarme? Nah... Eso es algo que ya no me pasa desde hace unos capítulos atrás. ME MÁS QUE ENCANTA. Superemos el límite de adorar y ahí me tendrás, esperando cada día a que pasen dos y poder leer otro de tus capítulos.
    Aawww y sobre todo cuando Niall me ayuda a tocar la guitarra, oioioioi, sabes exáctamente como hacerme sonreír como una tonta mirando a la pantalla. Y el final es fantástico, es asdfasdf, ¡VIOLA A LOUIS YA, HOMBRE! Hahaha. :3
    Aunque hay un pequeño fallo xDD "y yo les Audi en unos cuantos pasos más," ¿Audi? Será el corrector, ¿no? ;; pero no importa.<3 Ahora espero ansiosa que llegue el sábado t.t

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ups :$ ya lo he corregido jajaja es que como lo escribo con el iPod el corrector hace lo que quiere... ;)
      TÚ eres fantástica! Yo si que he sonreído como una tonta al leer tu comentario jajaja que me he emocionado! ;))
      Poco a poco las parejitas van formándose, ya lo ves... Menos Louis y Claudia, que en teoría no son más que amigos... Por ahora ;)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias! :D
      El sábado subo el suguiente ;)

      Eliminar
  3. Encantarme? jajajajajaja! chiste. Me flipaaa! *-*

    ResponderEliminar
  4. Me encanta,Me encanta,Me encanta,Me encanta,Me encanta!!!
    Deseando que llegue el numero 13(:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! :D me legro muchode que te haya gustado ;)
      En un rato lo subo, aún tengo que acabarlo ^^

      Eliminar